domingo, 13 de septiembre de 2015

Historias del vapor (XIX): Cuando las Creusot comenzaron a correr por Andalucía (RENFE 030-2062/030-2064)

La Compañía de los Ferrocarriles Andaluces, cuya creación tuvo lugar en 1877 fue el resultado de la fusión de otras más pequeñas entre la que se encontraba la Sevilla-Jerez-Cádiz. Ésta, a su vez, surgió unos años antes, en 1860, de la unión de otras tres pequeñas compañías: Sevilla a Jerez, Puerto de Santa María a Cádiz y Jerez al Trocadero. Pues bien, cuando se constituyó, cada una de ellas aportó su parque de locomotoras -tipos  111, 120 y 021- pero se estimó oportuno ampliar la dotación. Para ello, se cursó un pedido a la factoría francesa Schneider de Le Creusot de 13 nuevas locomotoras: cinco de ellas de tipo 120 para viajeros y ocho 030 para servicios mixtos. Las primeras se recibieron en 1859 y ninguna de ellas sobrevivió hasta la creación de la RENFE. Las segundas entraron en servicio en 1860, algunas sí sobrevivieron y son el objeto de esta entrada.

Eran unas locomotoras tipo Mamut con cilindros interiores, lo que para mi gusto les daba una imagen excesivamente simple y poco atractiva. Tenían una potencia de 416 CV, el esfuerzo de tracción era de 4487 kg; el timbre de 8,5 kg/cm2 y el diámetro de las ruedas motoras de 1,430 metros. Este diámetro denota su "vocación" de locomotoras mixtas, muy adecuadas para esta línea que era fundamentalmente llana si bien, entre Jerez de la Frontera y El Portal, existía durante 3 km una rampa con algunas curvas cerradas que creaba algún problema a las locomotoras 120.



La número 55, Itálica, en Sevilla, en 1953 (Foto: G. Reder)
La serie fue numerada del 51 al 58 y mantuvo también esta numeración tras su paso a la Compañía de Andaluces. Parece ser que la 51 se desguazó antes de 1928 y otras cinco lo fueron entre 1941 y 1943. De tal modo, sólo la 53 y la 55 llegaron realmente a RENFE que las numeró como 030-2062 y 030-2063. Parece que trabajaron todo el tiempo en Sevilla, siendo desguazada en 1954 la 2062 y en 1958 la 2063. Esta "temprana" desaparición origina que existan muy pocas imágenes de ellas.

Dado que, según el álbum motor de RENFE, éstas Creusot fueron construidas en 1860 y las de la serie 201 a 245 de MZA lo fueron en 1861, pienso que éstas pudieran ser las primeras Creusot que llegaron  a España y, seguramente, las que primero corrieron por Andalucía, sobre todo, por las campiñas del Bajo Guadalquivir. Si fue así...debiera haberse conservado una de ellas.

Pero esta serie de RENFE es 030-2062 a 030/2064. Por tanto, nos falta la 2064. ¿Cuál es la historia de esta locomotora? 

Pues la 2064 es la 97 de la misma Compañía de Andaluces. Estaba integrada en la serie 91 a 98, que fue adquirida entre 1883 y 1884 para la línea de Alicante a Murcia, Esta línea, aún fuera de Andalucía, fue promovida por esta compañía con objeto de enlazar sus líneas con las del litoral mediterráneo, planificando para un tiempo posterior la prolongación hasta Almería. Este proyecto no se llevó finalmente a cabo al desarrollarse en su lugar el itinerario Murcia-Granada.

La serie 91-98 fue construida por la casa alemana Hartmann y era prácticamente igual -aún habiendo transcurrido ya más de veinte años- a nuestra anterior serie 51 a 58, si bien -algo es algo- traían ya marquesina cerrada. Trabajaron siempre en su línea de origen causando baja en 1940 las  91, 92, 93 y 98. 


La 97 de Andaluces o 030-2064 de RENFE (foto: Album motor RENFE)

RENFE desguazó dos de ellas antes de 1943 y sólo numeró a la 97 incluyéndola, por sus casi similares características con las Creusot antes citadas, dándola la matrícula 030-2064. Fue desguazada en 1956. Si no fue también una de las primeras Hartmann en España debió faltarle muy poco. De una forma u otra cayó en el olvido y sólo la impresionante obra de Fernando Fernández Sanz nos lleva a recordarla y revivirla.

BIBLIOGRAFÍA

Fernández Sanz, F: Locomotoras de Andaluces. Historia de la tracción vapor en España. Tomo III. Revistas Profesionales S.L.

2 comentarios:

  1. Creusot,magicas las palabras que denominan a esta firma para los aficionados,si nos retrotraemos al fabuloso material,tanto de traccion vapor,como diesel que suministro a distintas administraciones ferroviarias de nuestra peninsula.A mi,personalmente,estos ejemplares aqui recordados si que me gustan,precisamente por esa sencillez que comentas en cuanto a su imagen,a pesar de esa ausencia de cilindros exteriores que la hubieran conferido un aspecto mas "ferroviario"o acorde con el material vapor,perocon ese "sello"de robustez "Mamut"inconfundible...Muy acordes las prestaciones de las locomotoras,muy de epoca y del servicio a prestar,aunque las hicieran pasar algun apuro en ese trazado de 3 km de rampa y cerradas curvas.Me gusta algo mas aun la serie fabricada por Creusot que las Hartmann posteriores,quiza por esa imagen un poco mas "basica"aun,como se aprecia en esa preciosa imagen de la nª55.Solo cabe imaginar como debian ser las circulaciones de estas pequeñas locomotoras por tierras del sur,y que tan buen resultado darian,dada a la siempre gran longevidad de este tipo de material,afortunadamente nunca del todo olvidado,como,por ejemplo,en estas entradas aqui publicadas...

    ResponderEliminar
  2. Gracias Jose. Todavía nos queda mucho por hablar de las Creusot!

    ResponderEliminar