domingo, 15 de mayo de 2016

Los automotores de la postguerra (y XX): Los Maybach grandes

Cuando hace muchos años vi por primera vez al Maybach 9404, no me pareció un gran automotor al estar acostumbrado a las líneas relativamente aerodinámicas de los Renault ABJ y las littorinas, otras piezas históricas que esperaban su traslado al Museo del Ferrocarril de Delicias. Años después, ya fui consciente de la calidad de esta familia de cuatro automotores, que durante unos años fue una de las grandes joyas de la M.Z.A.


A finales de los 70, el Maybach 9404 esperaba en la estación de Príncipe Pio su traslado al Museo de Delicias. Tras él, las "cocodrilo" también preservadas. (Foto: Ángel Rivera)

El origen de estos automotores cabe situarlo en 1932, cuando un grupo de expertos de la citada M.Z.A. hizo un viaje a Alemania para conocer los últimos avances en este tipo de vehículos. Como tantas veces he recordado, aquella primera mitad de la década de los 30 se caracterizó por la fuerte apuesta de las compañías ferroviarias por los automotores, tanto de dos ejes como de bogies. Pues bien, la visita debió resultar muy fructífera porque en seguida la compañía redactó un pliego de condiciones para la adquisición de cuatro automotores capaces de circular a 100 km/h y a 90 con un coche remolque, el cual debería tener cabina de conducción en uno de sus extremos. Deberían poseer también mando múltiple para controlar dos de ellos con o sin remolques y, por supuesto, deberían poseer sistema de enganche automático. 


En este dibujo que aparece en el libro Automotores Españoles de Javier Aranguren, aparece un diseño de una composición de un Maybach con dos remolques

Convocado y resuelto el correspondiente concurso, la elección recayó a la oferta presentada por la compañía CAF con planos técnicos de la compañía alemana Waggonfabrik Uerdingen. El motor diesel sería el GO.5 de la factoría Maybach de 410 CV y la transmisión eléctrica Brown Boveri. El esfuerzo de tracción sería de 4300 kg. El número de plazas era de 64 en clase general y 16 en preferente mientras que en los remolques sería de 100. 

El primer automotor fue entregado el 3 de septiembre de 1935 y fue numerado como WE 401. Comenzaron inmediatamente distintos viajes de pruebas siendo el primero entre Madrid y Cuenca. El primer servicio con viajeros tuvo lugar el 25 de septiembre entre Madrid y Toledo. 


El WE 401 con los rótulos y librea de la M.Z.A. Durante algunos años, estos automotores llevaron un departamento de correos (Foto: autor desconocido/a través de Javier Aranguren)
El 2 de noviembre del mismo año se recibió el segundo vehículo, el WE 402 y pocos días después se inauguró el servicio Madrid-Cuenca con los dos vehículos. Los dos restantes y los tres remolques que también habían sido contratados se fueron recibiendo sucesivamente quedando finalizada la entrega completa el 19 de abril de 1936.

Durante el periodo de la guerra civil quedó destruido el 402 por el choque con un camión cargado de gasolina mientras que el 404 sufrió la deformación de su caja por el impacto lateral de una locomotora. En cuanto finalizó la contienda se estableció un servicio trisemanal Madrid-Barcelona  con los 401, 403 y dos remolques. Una vez reparado el 404, este servicio pasó a ser diario. En cualquier caso fue efímero ya que en pocos meses los automotores fueron sustituidos por un rápido con tracción vapor y pasaron a ocuparse del servicio Madrid-Badajoz hasta marzo de 1940.

Una vez constituida la RENFE fueron matriculados como 9404 (el antiguo WE 403), 9405 (antiguo WE 404) y 9406 (antiguo WE 401), a continuación de los Ganz-Geathom de Norte. Por su parte los remolques debieron quedar matriculados como R.9404 a R.9406. Durante los años siguientes prestaron diversos servicios de largo recorrido, buena parte de ellos hacia Galicia. Entre 1951 y 1952 llegaron a Valencia para ocuparse del servicio entre esta ciudad y Barcelona, para más tarde pasar a realizar servicio entre Valencia y Cartagena, Alcoy o Liria, pero ya sin remolques.

Un ejemplar de esta serie antes de su reforma pero ya con una modificación en la parte baja del frontal en el depósito de Valencia (Foto: autor desconocido/a través de Javier Aranguren)
En el año 1959 se les hizo una amplia reforma en los talleres Miró-Reig de Alcoy tratando de acercarlos un poco al concepto de los trenes TAF que habían empezado a circular en aquella época. De este modo se estableció la comunicación directa entre el coche motor y el remolque, se instaló un bar y se les dotó de asientos con respaldo abatible, Además se reformaron las ventanillas así como otros elementos de su interiorismo. 


Probablemente el mismo ejemplar de la imagen anterior, pero ahora ya reformado, y también en Valencia. Tras él parece adivinarse uno de los antiguos automotores del Central de Aragón (Foto: autor desconocido/ a través de Javier Aranguren)
Una composición de Maybachs en la estación de Manises. Si la foto, como se afirma, es de los años 60, debe ser un servicio con dos automotores acoplados ya que, en esas fechas, no los utilizaban. En cualquier caso tengo mis dudas sobre esa datación temporal porque las ventanillas del frontal inducen a pensar que todavía no habían sufrido la reforma de 1959.

En 1974 se les dio de baja y fueron desguazados en Aranda de Duero tanto el 9405 como el 9406. Afortunadamente se salvó el 9404 que hoy nos sigue acompañando en el Museo del Ferrocarril de Delicias como recuerdo de la época de apogeo de los grandes automotores. 


El 9404 espera en el exterior de Delicias su traslado a la nave del museo (Foto: Manolo Serrano)
El 9404 en la nave de Delicias. En alguna ocasión ha intervenido en algún rodaje televisivo como en el caso de la serie Cuéntame (Foto: Ángel Rivera)

En el exterior del Museo (Foto: VdC)


FUENTES CONSULTADAS

Aranguren, J: Automotores españoles (1906-1991). Autoedición.

Calvera, J: Automotores diesel ancho ibérico español. Revistas Profesionales S.L, 2009

3 comentarios:

  1. Muchas gracias,Angel,en primer lugar,de nuevo,por divulgar y culturizar,desde luego,acerca de todo el material ferroviario tan historico y clasico de nuestra red.Nueva sorpresa (y van!),acerca de estos automotores Maybach y su existencia.Personalmente,como aficionado,no he solido "profundizar"acerca de los automotores termicos,ya sea de nuestra peninsula,o de cualquier administracion del "globo",pero,se de tu gran aficion,o pasion (como me has comentado en diversas ocasiones),por este tipo de vehiculos,a ser posible,por los automotores de un solo "cuerpo",asi,sin remolques,ect.No tenia constancia hasta ahora (por lo menos que yo recuerde)acerca de estos vehiculos,y,coincido contigo en tu afirmacion,quiza ante las lineas tan elegantes y personales de los automotores que mencionas,quiza estos Maybach pasen un poco mas "desaprcibidos",por asi decir,pero,no cabe duda de su gran calidad y prestancia,la firma Maybach,!ahi es nada!,y su muy notable potencia,410 cv,casi duplicando la cifra de vehiculos similares!.Quiza tuvieron una trayectoria en servicio mas discreta que otro contemporaneos,pero,muy significativo todo el repaso aqui expuesto a su trayectoria,llegando nada menos que hasta tierras Gallegas,ademas de sus importantes reformas posteriores.Afortunadamente,permanece el ejemplar 9404,preservado,efectivamente,como muy bien indicas,recordando el apogeo de las grandes series de automotores.Unos vehiculos,que quiza no gozaron de lineas y diseño tan estilizado o personal como otros contemporanesos suyos,pero,en contrapartida,llevaban consigo la etiqueta Maybach,sinonimo sin duda de maxima garantia,buen hacer y fiabilidad que en tiempos venideros quedaria con sello dorado en el material sumisistrado,al menos,en nuestra red.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Jose. Creo que MZA emprendió un proyecto muy interesante con esta opción alemana. Podía haber fructificado mucho...pero vino una guerra, y después otra. Al final ese camino se desvió, reformado y ampliado, por una solución italiana: los TAF de FIAT.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a ti de nuevo.Coincido plenamente con tus palabras,si que debian de ser unos estupendos vehiculos estos Maybach,seguramente habrian ofrecido un juego extraordinario de haberse recepcionado unas series aun mas evolucionadas (imagino asi habria sido).Incluso yo creo que recuerdan un tanto de lejos,a los propios Taf en sus ultimas versiones

    ResponderEliminar