domingo, 21 de enero de 2018

Historias del vapor (LXIV): Yendo y viniendo entre Torralba y Soria (RENFE 030-0219 A 030-0223)


En 1996 se cerró el tramo ferroviario entre Soria y Castejón. Poco antes de que eso ocurriera hice un viaje de ida y vuelta entre Madrid y Castejón para conocer la línea completa antes de su desaparición. Lo hice en el TER Madrid-Soria-Pamplona que, si no me equivoco, ese día lo operaba el 9710, el último "pitufo", que por suerte todavía nos acompaña. Guardo muchas impresiones encontradas de aquel viaje: el disfrute -y a la vez, la pena- de un tren semivacío; la soledad de la estación de Torralba nada más salir del tunel de Horna, el desolado pero a la vez sugerente paisaje hasta llegar a Soria animado a veces por densos pinares, la impresionante vista del Moncayo, todavía nevado...

Aunque pasando por algunas poblaciones importantes, tales como Almazán, Soria o Ágreda, y zonas con hermosos pinares, lo cierto es que la línea recorre en general parajes poco poblados y escasamente productivos. Puede entenderse así el escaso interés de la iniciativa privada de finales del siglo XIX por llegar a Soria desde Madrid o más bien, desde algún punto de la línea de MZA de Madrid a Zaragoza. Es verdad que aparecieron algunas iniciativas desde finales de los 60, pero ninguna llegó a cuajar. En cualquier caso, la concesión definitiva se otorgó en noviembre de 1887 al financiero belga Eduard Otlet con intereses ferroviarios en distintas zonas del mundo y con algunos otros intereses económicos en España. Con la colaboración de algunos otros empresarios españoles, en 1890 creó la compañía denominada Gran Central Español cuyo interés final era seguir a Castejón desde Soria y, a través de Navarra, conectar con Francia por el valle de Les Alduides; algo que era un proyecto acariciado desde muchos años antes por las grandes compañías ferroviarias. En cualquier caso, el proyecto básico e inmediato era llegar hasta Soria y a continuación hasta Castejón. Sin embargo, el Gran Central se disolvió en 1893 y la compañía quedó bajo el control de las familias Otlet e Iglesias, ahora bajo la denominación de Sociedad Anónima Ferrocarril de Soria (SAFS)

La construcción desde Torralba a Soria se llevó a cabo con rapidez, y aunque contaba con subvención estatal así como de la Diputación soriana y de algunos ayuntamientos, se limitaron gastos en la medida de lo posible. Se intentó no acometer grandes obras,  aunque no hubo más remedio que construir un puente sobre el río Duero y un gran viaducto metálico sobre el Golmayo. El servicio se inauguró el 1 de junio de 1892 aunque sólo para servicio de viajeros ya que aún no se había llegado a un acuerdo con MZA para llevar a cabo el empalme con su línea. De este modo, los viajeros tuvieron que trasladarse durante un mes desde las cercanías de Torralba a las estaciones de Alcuneza o Medinaceli -ambas en la línea de MZA- para tomar los trenes de esa compañía. Tras ese pequeño periodo los trenes del Gran Central pudieron llegar hasta Alcuneza por la vía de MZA facilitándose ya mucho las conexiones. Todo quedó resuelto definitivamente cuando en 1904 se inauguró la estación compartida de Torralba.

Como cabía esperar la demanda de viajeros y mercancías fue siempre muy baja, y escasa por tanto la circulación de trenes que empezó por un mixto al día hasta tres trenes diarios (correo, mixto y mercancías) en 1908. La compañía tuvo varios ejercicios con pérdidas y tras varios intentos no pudo alcanzar el objetivo de llegar hasta Castejón. En 1918 Otlet tuvo que traspasar la compañía, que a partir de ese momento se llamó Sociedad Anónima del Ferrocarril de Soria a Navarra.  En seguida intentó mejorar la economía solicitando ayudas para comprar cuatro automotores de gasolina o bien vender algunas locomotoras, petición ésta que no fue atendida al razonar que podrían ser necesarias con la expansión de la linea hasta Castejón. Lo que sí se consiguió fue la adquisición de automotores que se llevó a cabo entre 1926 y 1930.

Las dificultades para construir el tramo de Soria a Castejón dio lugar a que fuera el Estado el que, a través del Plan de Ferrocarriles de Urgente Construcción, se encargó de la realización de ese trayecto que fue finalizado en 1935. Sin embargo, al estallar la Guerra Civil se paralizó el proceso del concurso para la explotación de esa línea.  Por tanto, ya no entró en operación hasta su integración en RENFE que inauguró los servicios por ella en septiembre de 1940.

Por lo que se refiere al material de tracción, el Gran Central Español adquirió para la explotación del trayecto Torralba-Soria cinco locomotoras tanque del tipo 0-3-0 y dos del 0-4-0. De las primeras nos ocupamos en esta entrada.

Fueron máquinas construidas por la factoría belga Saint Leonard en 1889.  Su potencia era de 454 CV, el timbre de 10 kg/cm2, el diametro de ruedas 1,220 metros, con un esfuerzo de tracción de 4262 Kg. La distribución era plana del tipo Walschaerts. La compañía las numeró del 30 al 33 y las bautizó con los nombres de los promotores del ferrocarril. Así, por ejemplo, la 30 fue "E. Otlet". Dos años después se adquirieron dos nuevas locomotoras del mismo tipo y a la misma factoría. Hubieran sido las 34 y 35. Sin embargo, la primera de ellas fue cedida ya desde la fábrica a la Compañía de los Ferrocarriles del Sur de España. Por tanto, sólo llegó la 34.
  
Con estas cinco locomotoras se pudo atender todo el escaso tráfico de la línea, de modo que, como veremos en una próxima entrada, las dos locomotoras 0-4-0 casi no se llegaron a usar.


Esta es la foto más antigua que he encontrado de estas locomotoras. Es la todavía FS (o SAFS) 31 y está al frente de un tren de transporte de troncos (foto: AHF/MFM))

En RENFE estas cinco locomotoras ocuparon la serie 030-0219 a 030-0223 y quedaron asignadas al depósito de Soria. 


La todavía FS 33, tal como aparece en el álbum de material motor de RENFE de 1947. En esa fecha era ya la 030-0222

Y así la vio Xavier Santamaría 
En 1954 sólo permanecían allí las 030-220 y 030-223 habiendo pasado el resto al depósito de Miranda de Ebro. En 1962, la 0219 estaba en Miranda, la 0220 estaba en Zaragoza, las 0221 y 0222 también en Miranda y la 0223 en Murcia. 
Mientras sus "hermanas" de Miranda se iban retirando y desguazando, la 030-0219 (antigua 30 "E.Otlet") se libró de ello y permaneció muchos años en aquel depósito. Por ello fue reiteradamente fotografiada por muchos aficionados. Esta imagen suya es  de Peter Willen
Otra toma de Xavier Santamaría
Con los topes por el suelo, la fotografió Jordi Ibañez
Graham Stacey la encontró rodeada de ruedas y rodeada de un fondo de "reinas"
John Sloane la contempló en un estado penoso. Parecía como que el desguace estuviera al llegar...
....Pero no ocurrió. En 1991 aparecía así de elegante en Miranda. Probablemente se había decidido ya ponerla en exposición (foto: colección Pacheco)
Y ya en su emplazamiento en una encrucijada de Miranda (foto: D. Bratos)
Y lo hizo en blanco y negro...

Por suerte Lawrence Marshall pudo todavía fotografiar a la 030-0223 en Murcia en 1966 antes de su desguace:

...Y en color.

Los desguaces se llevaron a cabo en los años 6o y aunque oficialmente da la impresión que todas fueron desguazadas, por suerte no fue así. Se salvaron, como hemos visto la 030-0219 (antigua 30) que está expuesta en Miranda de Ebro y la 030-0221 (antigua 32) que tras ser expuesta -y mal cuidada- en la zona boscosa de la Universidad de Alcalá de Henares, fue cedida por la Fundación de los Ferrocarriles Españoles a las Bodegas Muga de La Rioja que tras una discutida restauración estética la tiene en exposición en su recinto. 



La 030-0221 en el bosquecillo de la Universidad de Alcalá (foto: "Outlaw"/Forotrenes)


Y restaurada estéticamente en Bodegas Muga. Una restauración discutida por algún aficionado al haberse lijado los característicos remaches.
Pero el mejor homenaje que podemos hacer hoy a estas "sorianas" es ver a la 030-0219 en pleno funcionamiento en estas imágenes cinematográficas que, una vez más, Julián de Elejoste tuvo el gran acierto de filmar y que, de nuevo, ha recuperado para la historia del vapor español Gustavo Vieites. Las tomas las hizo Elejoste en el depósito de Miranda en 1967 y allí, entre las grandes "reinas" del vapor aparece nuestra "E. Otlet" hacia el minuto 1,47". Un verdadero placer contemplar estas imágenes. 


FUENTES CONSULTADAS:

Wais, F. (1970): Historia de los Ferrocarriles Españoles. Editora Nacional

Reder, G. y Fernández Sanz, F. (2013): Locomotoras de otras compañías de vía ancha. Tomo V de la Historia de la tracción vapor en España.

Olaizola, J. (2017): Las locomotoras tanque del ferrocarril de Torralba a Soria. Blog Historias del tren.

Archivo Histórico Ferroviari0 del Museo del Ferrocarril de Madrid (AHF/MFM)

Mi agradecimiento especial a Gustavo Vieites por sus facilidades para coordinar este blog con las imágenes recuperadas de Julián de Elejoste en su canal CINE8 España