miércoles, 19 de diciembre de 2018

Las tracciones térmica y eléctrica en RENFE (LXXV): Las cómodas, eficaces e incombustibles "cuatrocuarenta" (y II): Esplendor y transformación

1974

Las cómodas, eficaces e incombustibles"cuatrocuarenta" (RENFE 440-001 a 440-253 y 440-501 a 440-502) (y II): Esplendor y transformación

Vimos en la entrada anterior como durante la segunda mitad de los años 70 CAF y MACOSA construían sin parar coches motores y remolques de las unidades "cuatrocuarenta". Era urgente que RENFE pudiera atender con ellas a la creciente demanda de pasajeros en las líneas electrificadas. Su eficacia y su fama de comodidad hizo que fueran muy apreciadas para todo tipo de servicios, incluso de largo recorrido. Las décadas de los ochenta y noventa marcaron el cénit de su actividad...y de su reconversión.
________________________________________________________

Durante la década de los ochenta las 440 se extendieron prácticamente por toda la red electrificada de RENFE con gran satisfacción tanto de usuarios como de ferroviarios. A lo largo de la primera mitad de esa década se produjo la entrega de los dos últimos lotes de estas unidades. Además, una mejora importante en esa época fue la instalación en todas ellas del sistema "tren-tierra". 


En 1982, las 440  extendiéndose desde Madrid llegaban ya también a Toledo sustituyendo a las "suizas" 600 y conviviendo con los ferrobuses de la línea de Toledo a Madrid por Parla (foto: Ángel Rivera)



En Valladolid, en 1986 (Archivo Histórico Ferroviario del Museo del Ferrocarril de Madrid (AHF/MFM). Autor: Justo Arenillas)
En Atocha, marzo de 1987 (foto: Ángel Rivera)

A finales de esa década, los graves problemas de saturación en las cercanías de Madrid hizo que se trasladaran a estos servicios muchas de las unidades de otros depósitos que, a su vez, tuvieron que recurrir para sus atender a sus servicios a material más obsoleto. La situación se fue normalizando a medida que empezaron a circular las primeras unidades 446 cuyas cien primeras composiciones se entregaron entre julio de 1989 y diciembre de 1991. 


La creación de la UNE de Cercanías supuso la asignación de todas las 440 a esta Unidad, muestra de la necesidad y confianza que se tenía en ellas para desarrollar estos servicios. Ello supuso a partir de 1989 el cambio de librea a la blanca y roja y algunas adecuaciones como la supresión progresiva del departamento furgón.


A finales de 1989, RENFE organizó una exposición de nuevo, o reformado, material móvil en la estación de Príncipe Pío. Allí presentó una de las primeras 440 con librea de Cercanías (foto: Ángel Rivera)
Y también en esos meses, empezaron a aparecer ya por Madrid-Chamartín (foto: Ángel Rivera)


En mayo de 1990 coincidían en la estación de El Escorial un electrotren 432 y una 440 con una curiosa -y probablemente inacabada- pintura frontal (AHF/MFM. Autor: Justo Arenillas)



Madrid-Chamartín, primeros años noventa: Las unidades con librea de Cercanías conviven con otras de librea original. (foto: Ángel Rivera)

En 1992 las 440 de Cercanías trabajaban también en Sevilla. Aquí aparece una de ellas en la estación de Santa Justa junto a una 310 y un coche de viajeros con la librea de Regionales (AHF/MFM. Autor: Justo Arenillas)
En junio de 1992 la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Madrid visitó la rampa de Pajares con esta 440 de Cercanías (AHF/MFM. Autor: Justo Arenillas)

A partir de 1992, a medida que algunas de ellas podían ir siendo relevadas de los servicios de cercanías, iban pasando a depender de la Unidad de Regionales, modificando de nuevo su librea, cambiando el rojo por el naranja. 


Una 440 con librea de Cercanías haciendo un servicio Madrid-Jaén en mayo de 1992. A partir de ese año algunas unidades fueron pasando a Regionales y se les fue cambiando poco a poco la librea (foto: M. van der Velden/El Ferrocarril en Andalucía)

Para empezar, a diez de ellas se les suprimió el remolque intermedio y aligeradas de esta forma fueron destinadas a la dura línea de Ripoll y Puigcerdá.  
A partir de 1995 las unidades que pasaban a Regionales recibían una nueva librea con fondo blanco, franja naranja sobre otra banda inferior en gris y con el techo también en gris. Así mismo recibían los asientos unificados de Regionales, tapizados en azul y reversibles.    
Una 440 con librea de Regionales en la estación de Monforte de Lemos (foto: AHF/MFM/Vía Libre)
Nuevos asientos unificados (foto: AHF/MFM/Vía Libre)

Ya a finales de ese año se decidió la modernización de gran parte de las unidades instalando en ellas aire acondicionado y teleindicadores, suprimiendo los tabiques de separación y dejando un único salón de viajeros con una nueva disposición de asientos; además se dispuso un único WC, ya de vacío. También se instaló un nuevo frontal de una única pieza con mayor visibilidad y se suprimió la puerta original de intercomunicación. Esta reforma se inició en junio de 1993, finalizó en noviembre de 2002 y afectó en total a unos 160 trenes. 

La reforma supuso un cambio muy significativo de imagen externa e interna (Foto: autor desconocido)
Dos 440 reformadas en Sevilla-Santa Justa (AHF/MFM/Vía Libre)

En 1997 RENFE decidió potenciar los servicios regionales mediante la creación de la serie 470 -de la que me ocuparé en su momento- utilizando 57 trenes de la serie 440 
Una 470 con su primera librea (foto: Jean Pierre Vergez-Larrouy)

Y a partir del año 2000 sufrieron también una reforma otras doce que no habían sido modificadas anteriormente. A nueve de ellas se les suprimió el remolque intermedio. 

A finales de los noventa RENFE decidió la venta de muchas de estas unidades. A Brasil fueron 48, y 20 a Chile repartidas entre las compañías Metrotrén, Merval y Biotren


Con la librea y numeración de Metrotren Chile. Año 2000 (AHF/MFM/Vía Libre)
Y la de Biotren (foto: autor desconocido)

El resto de las no transformadas a 470 siguieron prestando servicios de cercanías y regionales (o media distancia) aunque siendo apartadas poco a poco y algunas desguazadas.  En cualquier caso, a partir de 2005, la creación de RENFE-Operadora supuso algunos nuevos cambios de librea cuya configuración dependía de si prestaban servicios de Cercanías o de Media Distancia. 

A fecha de hoy -diciembre de 2018- y según Listadotren quedan operativas seis unidades en León  y una en Miranda.

Por su parte, la 440-096 con dos coches está preservada por la AAFM que felizmente realiza distintos viajes con ella:


La 440-096 en la estación de Algodor con motivo de un viaje de la AAFM en noviembre de 2014 (foto: Ángel Rivera)

y además la Asociación parece tener asignada también la 440-138 a la espera de reparación. Después, por algunos depósitos y estaciones permanecen apartadas varias de ellas, supongo que a la espera de desguace. Sería muy interesante -y útil- que se preservaran algunas más, dadas sus excelentes características y el cambio radical que su llegada produjo en los servicios a los usuarios por parte de RENFE. 


(Martinez Mendoza)

FUENTES CONSULTADAS:

Arenillas, J. (2010): La tracción en los ferrocarriles españoles. Ed. Vía Libre.

Valero, J. (2010): Las 440 de la RENFE. Más allá de las cercanías. Reserva Anticipada ediciones

Miquel, J. (2011): RENFE: Los años 70. El final de una etapa. Reserva Anticipada ediciones

Listadotren