domingo, 18 de noviembre de 2018

Crónicas de la vía estrecha (LX) Las 3900 valencianas: ¿una vida a medias?

En anteriores entradas del blog me he referido a la evolución de las cercanías valencianas de vía estrecha en el marco de Los Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) hasta lo que llegó a ser en 1998 Metrovalencia. Así, vimos por una parte como las unidades 3600 recibidas en 1983 se hicieron cargo de los servicios entre Valencia y Vilanova de Castelló, y a partir de 1988 de los de la línea 1 del recién creado metro entre Bétera y Vilanova. Cuando en 1987 se recibieron las 3700, diseñadas ya con un cierto criterio de ferrocarril suburbano, reforzaron los servicios de las 3600 y se hicieron cargo también de la incipiente línea 2 entre Lliria y Torrent. Poco a poco las antiguas líneas seguían modernizándose y así en 1995 se inauguró la línea 3 entre Valencia-Alameda y Rafelbunyol. Para darla servicio se prescindió lógicamente de las unidades 3500 (una reforma de los antiguas unidades 1000), que hasta entonces aseguraban los servicios con Rafelbunyol a una tensión de 550 V, y se pusieron en operación las de la serie 3900, que son el objeto de esta entrada. 

Dos trenes de la serie 3900 encabezados por los coches motores 3963 y 3954 (Foto: autor desconocido)
La serie 3900 estaba constituida por 18 unidades de tren indeformables compuestas por tres coches en configuración M+R+M, pero formando un único espacio de viajeros y pudiendo operar en mando múltiple hasta dos de ellas. Fueron construidas por la antigua factoría de GEC-Alsthom en Albuixech y se pusieron en operación (las nueve primeras unidades) en mayo de 1995. Sus ocho motores asíncronos trifásicos funcionando a 1500 V desarrollaban una potencia conjunta de 1312 kW (unos 1800 CV) y alcanzaban una velocidad máxima de 80 km/h, y los bogies iban dotados de suspensión neumática secundaria. Diseñados para andenes altos de tipo metro, tenían una capacidad de 434 plazas, 92 de ellas sentadas, y disponían de aire acondicionado, megafonía, música ambiental y paneles informativos luminosos. Su librea era de color blanco con un cristal oscurecido continuo recorriendo toda la caja. Los coches motores fueron numerados como 3901 a 3918 y 3951 a 3968 mientras que los remolques fueron los 6901 a 6918. 


El coche motor 3901, primero de la serie 3900 (foto: autor desconocido)

Interior de una 3900 (autor desconocido)
La 3910+6910+3960 en composición original de tres coches en un servicio de Alboraia a Valencia-Alameda en junio de 1995 (foto: Joan Acón)
El mismo tren anterior, pero ya en su recorrido subterráneo (foto: Joan Acón)

Como la demanda en los servicios que prestaban se incrementaba ya que empezaron también a circular por la línea 5 (aeroport-Maritim-Serrería), pocos años después, en el 2001, la FGV decidió dotarlas de un nuevo remolque intermedio quedando en configuración M+R+R+M. Estos nuevos remolques fueron numerados como 6951 a 6968



La 3911, ya con cuatro coches, por Alboraia y con el logo de Metrovalencia  (foto: Andrés Martínez Soto)

La 3966 en la estación subterránea de Maritim-Serrería coincidiendo con una unidad tranvía de la serie 4200 (foto: Adrián Valencia)



La 3908 por Torrent en mayo de 2004 todavía en composición de tres unidades (foto: David Cantero)



Otra imagen del tren anterior mostrando ahora el otro coche motor, el 3958 (foto: David Cantero)



lllkjjhh


Un tren encabezado por el motor 3967 en la estación subterránea de Xátiva en mayo de 2004 (foto: David Cantero)

Coincidencia en la estación de Torrent-Avinguda de una UTA 3700 prestando servicio en la línea 2 con una unidad 3900 (foto: Esteban Gonzalo)


El primer tren de la serie en mayo de 2007 en la estación de Torrent (foto: David Cantero)

Hacia el año 2011 estos trenes recibieron la instalación de los equipos ATO (Automatic Train Operation) de conducción automática y seguridad, lo que, según se llegó a comentar, provocó una bajada en su fiabilidad. Ésta parece que fue una de las varias causas argumentadas por FGV para anunciar en la primavera del año 2012 que, a partir del mes de septiembre de aquel año, comenzaría la retirada de la serie para ponerla posteriormente a la venta. En cualquier caso, la causa principal de la retirada, según la revista CARRIL, fue la necesidad de utilizar los citados equipos ATO/ATP para 18 de los 22 trenes de la última entrega de la nueva serie 4300, en los que no se podían instalar nuevos por falta de presupuesto. Esta fue una decisión muy criticada ya que suponía desprenderse de unos trenes que estaban prácticamente a la mitad de su vida útil, si bien, desde otro punto de vista, se argumentaba el interés por unificar en la medida de lo posible todo el material móvil de la compañía, tomando como base la citada serie 4300. En cualquier caso, especialistas y aficionados han enfocado siempre esta cuestión como de una poco acertada planificación.


Unidades 3900 y 4300 (Foto: autor desconocido/a través de Valencia Plaza)
Así, desde julio de 2013 sólo siguieron prestando servicio las unidades 3910 y 3916. En marzo de 2015 quedaron provisionalmente retiradas ambas hasta que recibieran algunas modificaciones técnicas, cosa que así parece que ocurrió y que hizo que volvieran a circular efímeramente.  En cualquier caso, en el año 2016 la retirada fue ya definitiva. 


Viaje especial a Alginet con la unidad 3910 en marzo de 2015 (Foto: Carlos Olmos)

Actualmente, las unidades 3907 y 3909 están preservadas en el nuevo museo de Torrent mientras que las 3910 y 3916 permanecieron un tiempo en los talleres de Hermanos Machado, pero ya desde junio de 2017 están junto con los otros 14 trenes apartados en Valencia-Sud (ver vídeo de Jorge Herrero) Todas ellas a la espera de algún comprador una vez que una primera subasta en 2017 quedara desierta al no presentarse ninguna oferta. 

La unidad 3901, junto con otras de la misma serie, a la incierta espera de comprador en Valencia-Sud (Foto: AFL21/Forotrenes)
(foto: autor desconocido)

Salvo que sean muy modificados, sus características específicas (1m. de ancho de vía, funcionamiento a 1500 V y estructura para andenes altos) dificultan mucho su venta. Aunque hay distintas opiniones, parece que han sido unos trenes de algún modo "sacrificados" a mitad de su vida útil ante la decisión de unificar todo el material de la FGV con los 62 trenes de la serie 4300. De momento aquí nos queda su imagen y sonido en este vídeo de Adrián Valencia. 


(foto: autor desconocido/a través de TrenSim)


FUENTES CONSULTADAS

Maestro, A. y otros (2000): El gran libro de las locomotoras españolas. Ed. Fundación de los Ferrocarriles Españoles.

Ribes, D. (2016): FGV: De las unidades eléctricas 3900 a las 4300. CARRIL, nº 79.

Wikipedia

Forotrenes

Archivo fotográfico de David Cantero