domingo, 21 de mayo de 2017

Crónicas de la vía estrecha (XXII) De Málaga a Fuengirola

En anteriores entradas me he referido al ferrocarril de Málaga a Coín y al de Málaga a Vélez Málaga y Ventas de Zafarraya, ambos propiedad de la Compañía de los Ferrocarriles Suburbanos de Málaga. En ésta, vamos a tratar de un tercer ferrocarril que partía de Málaga y recorriendo parte de la zona que, a partir de los años 50, se convertiría  en la Costa del Sol , llegaba hasta Fuengirola. Nominalmente no pertenecía a Suburbanos, pero como veremos la relación con esta compañía fue muy estrecha. 

El origen de este ferrocarril hay que buscarlo ya en los planes generales de líneas de ferrocarril de 1870 en los que se contemplaba la construcción de un ferrocarril estratégico desde Málaga hasta San Fernando, en Cadiz, como parte de una red ferroviaria complementaria a la red radial, mucho más desarrollada. El primer paso fue el otorgamiento de la concesión de este ferrocarril en 1912 a José Nagel que ya en enero de 1913 cedió sus derechos a la recién creada Compañía de Málaga-Algeciras-Cádiz cuyo capital social correspondía a Suburbanos. 

Las obras comenzaron el 15 de diciembre de 1912 desde la población de San Julian a muy pocos kilómetros de Málaga porque hasta allí se utilizaba la vía del Málaga a Coín. Se alcanzó Fuengirola el 28 de mayo de 1916 y el comienzo de la explotación se llevó a cabo de forma inmediata con material de Suburbanos. 

La inauguración de la línea tuvo lugar con material móvil de Suburbanos. La locomotora que aparece en la imagen es probablemente una Tubize 030T de la serie 21 a 28 de esta compañía.

Si bien la autorización para hacerlo así tenía una validez de seis meses, la mala situación económica de la compañía hizo que esta situación se prolongara muchos años y que Suburbanos de Málaga -que era la entidad propietaria real- llegara a pedir repetidas veces al Estado que asumiera su explotación, algo que, tras muchas dilaciones, ocurrió el 15 de septiembre de 1934 a través de la Explotación de Ferrocarriles por el Estado (EFE). 

EFE se encontró la línea en una situación pésima, lo que obligó a la suspensión del servicio para realizar obras urgentes en mayo de 1936. Salvo una breve apertura durante algunos meses de 1937, permaneció cerrada hasta 1942 cuando se reanudó el servicio, aunque sólo ya para viajeros.


Horarios de 1954

Durante la explotación por Suburbanos cabe suponer que el material móvil era el utilizado por esta compañía en sus otras líneas. Cuando la asumió EFE se trajeron tres locomotoras tipo 030T del ferrocarril Vasco Navarro que habían quedado excedentarias a medida que se electrificaba esa línea. Estaban fabricadas en 1887 y 1888 por la factoría británica Falcon y recibieron -o mejor mantuvieron- la numeración y denominaciones siguientes: la 2 era la "Laurak-Bat", la 3 ,"Vasco Navarro" y la 4 "Vitoria". 


La Falcon 2 "Laurak-Bat" en plena línea (foto: autor desconocido/Forotrenes)


La nº 4 "Vitoria" (colección Pacheco/Forotrenes)

Otra imagen de la nº 4. Al fondo uno de los coches de viajeros de la línea (foto: Gustavo Reder)


En la estación de Fuengirola, en 1945. La presencia de algunos jóvenes con uniforme del antiguo Frente de Juventudes hace pensar en la salida o llegada hacia algún campamento (foto: autor desconocido)

Más adelante, hacia 1952, al ampliarse el ancho de la línea de Tudela a Tarazona, llegaron otras tres locomotoras pertenecientes a ese ferrocarril. Estaban construidas por Couillet en 1886 y tenían la numeración 31 a 33. La 31 llevaba por nombre "Tarazona", la 32 "Cascante", mientras que de la 33 no se conoce el nombre. 


La nº 33 ex Tudela-Tarazona (foto: colección Pacheco/Forotrenes)
 
Jeremy Wiseman fotografió el primer tren del día entre Fuengirola y Málaga el 18 de octubre de 1955. A la cabeza una de las locomotoras del Tudela-Tarazona
Ahora es una composición Málaga-Fuengirola la que es fotografiada ese mismo día también por Wiseman. Probablemente es la misma composición de la imagen anterior.
Uno de los coches mixtos de 1ª y 3ª clase. No sé si eran pertenecientes a Suburbanos o tenían alguna otra procedencia (foto: autor desconocido/Forotrenes)
Como se ve EFE no hizo ningún esfuerzo de adaptación local de este material y quizás en ello tuvieron que ver los continuos problemas derivados de la reparación de las infraestructuras y de tipo legal con Suburbanos -que reclamaba la titularidad de la línea- y de quien dependía técnicamente en en gran medida.

Una vez resueltos estos conflictos EFE se volcó en la mejora de los servicios, a lo que respondió el público con un gran aumento del tráfico de viajeros. En 1958 se asignaron tres automotores Billard (los 2116, 2117 y 2118) con sus correspondientes remolques, aunque ya desde el principio resultaron insuficientes por lo que en 1963 llegaron también los 2142, 2143 y 2144.

Fue en esa época cuando las locomotoras 3, 31 y 33 fueron trasladadas al Madrid-Almorox. 

El primer automotor Billard llegó a Fuengirola en 1958

Un Billard atraviesa un paso a nivel en Torremolinos (foto: archivo CTI-Universidad de Málaga)
Un Billard atraviesa el puente sobre el Arroyo Hondo (foto: Gustavo Reder/Vía Libre)


Un Billard en el apeadero de Carvajales en 1963 (foto: J. Wiseman)

Por Los Boliches (foto: autor desconcido/a través de Pacheco/Forotrenes)


Llegando a la estación de Fuengirola (foto: autor desconocido)

A mediados de los 60, la necesidad de material era tan grande que llegaban a habilitarse circulaciones muy pintorescas como la de esta locomotora Ferrotrade remolcando un remolque de los automotores Naval (foto: Jeremy Wiseman)

En 1964 el refuerzo llegó a través de la asignación de cinco de los nuevos automotores MAN. Llegaron los 2311 a 2315 con los remolques 5308 a 5312.



Un MAN junto a un veterano Billard (foto: autor desconocido)



Uno de los nuevos MAN en la estación de Málaga (foto: J. Sloane)
Un MAN en la estación de Torremolinos en 1968 (foto: Fesubma/Forotrenes)

Sin embargo, el tremendo aumento de tráfico de viajeros ligado al espectacular crecimiento de la Costa del Sol y la necesidad urgente de mejoras generales, llevó al Estado a plantearse su transformación integral y cambio de vía. De esta forma el servicio quedó suspendido el 21 de diciembre de 1970 y fue de nuevo abierto en julio de 1975, siendo ya explotado por RENFE con  sus unidades eléctricas 440. Pero eso ya es una historia...de la vía ancha.


FUENTES CONSULTADAS



Allen, P. y Wheleer, R. (1987): Vapor en la sierra. Aldaba ediciones.

Mohedas, C: Ferrocarriles Suburbanos de Málaga. Revista Maquetren nº 2.

Cuellar Villar, D. (2005): La vía estrecha en Andalucía: de los ciclos mineros al desarrollo urbano. En "Historia de los Ferrocarriles de Vía Estrecha en España". Vol. I. Fundación de los Ferrocarriles Españoles. 

Wiseman, J. (2008): Trenes y tranvías en el sur de España. Ediciones Trea. 

Forotrenes 

Unas breves imágenes de este ferrocarril, todavía con tracción vapor, puede verse en este curioso y antiguo documental sobre Mijas en esta página de Forotrenes.


2 comentarios:

  1. A pesar de ser lineas podria decirse con el mejor de los criterios "modestas",pero,cuanto dan de si profundizando en ellas!,en vivencias,acontecimientos,el rico y variado material que presto sus servicios...Desde luego,el vapor eran fascinantes esas pequeñas maquinas que circulaban,en contraposicion de los grandes coches de viajeros.Como no,los omnipresentes automotores diesel,Billard en este caso,y hasta los Man!,tambien llegaron a rodar por la comarca Malagueña.Que curioso el caso de la imagen 17,con la pintoresca diesel Ferrotrade y el remolque Naval(¡),¿que haria por esa zona un remolque perteneciente a un automotor electrico?,¿seria alguno de los,en principio,destinados al Linares-La Loma?,pero,no creo,pues tengo entendido que dichos automotores jamas llegaron a pisar dicha comarca,sera el motivo que comentas de la gran escasez de material,dado lugar a tan excepcionales composiciones!.Aunque se extinguiera la linea original,pero,aun presta su buena utilidad,siendo electrificada y modificada al ancho de via iberico 5 años despues de su cierre oficial!

    ResponderEliminar
  2. Tras leer el artículo me viene a la mente una idea, ya recurrente, en relación con estos pequeños ferrocarriles. Quizás esté equivocado, pero no puedo evitar el pensar que estas redes suburbanas podrían haberse adaptado paulatinamente a los nuevos tiempos y a las mayores exigencias de tráfico, mejorando sus instalaciones primitivas, ampliando su capacidad e incluso electrificando sus líneas, en lugar de someterse a algo tan drástico como su cierre total y su reconversión en redes de vía de ancho ibérico, un proceso que en la práctica conlleva varios años de supresión absoluta de los servicios ferroviarios, como es el caso de esta línea Málaga-Fuengirola.
    Dejando aparte estas disquisiciones, propias de un viejo aficionado a los ferrocarriles, te felicito de nuevo, Ángel, por el artículo, y muy especialmente por esa estupenda recopilación de fotografías de automotores Billard, captados en distintos puntos de la línea. En particular, me gusta mucho esa foto en color de J. Wiseman, con el tren junto al solitario apeadero de Los Carvajales, destacándose la línea de la costa y el bello azul del Mediterráneo al fondo de la imagen. Un saludo muy cordial, como siempre.

    ResponderEliminar