domingo, 17 de septiembre de 2017

Historias del vapor (LV) "Pucheta", una locomotora singular (RENFE 130-0201)

Conocí a la "Pucheta" a finales de los 70, en la antigua estación del Norte, cuando ya estaba dedicada al almacenamiento de vehículos destinados al futuro Museo del Ferrocarril. Me llamó la atención por su imagen, un tanto desgarbada y, curiosamente, porque tenía abierta la tapa de la caja de humos. 


Así encontré a la "Pucheta" en mi visita a la estación de Norte a finales de los 70. No sería la primera vez que la vi con la caja de humos abierta (foto: Ángel Rivera)

Pero la "Pucheta" había nacido mucho antes, a mediados de la década de los 80 del siglo XIX. Fue construida por la factoría inglesa Sharp&Stewart para el Ferrocarril de Triano, al que fue entregada en 1887. Como ya he comentado en otras ocasiones, este ferrocarril tuvo como objetivo el traslado de mineral hasta la ría de Bilbao desde las cuencas mineras cercanas. Se inauguró provisionalmente en 1865, y en 1890 se prolongó desde su primer origen que era Ortuella, donde están las minas del monte Triano, hasta San Julián de Muskiz. Aún así, la longitud de la línea no sobrepasaba los 13 o 14 km. y curiosamente, aún tratándose de un ferrocarril minero, fue construido en ancho ibérico, quizás con la idea de hacer más fácil la conexión con las vías de la Compañía del Norte.


El ferrocarril de Triano contó con 19 locomotoras de vapor de las cuales siete, las más pequeñas, eran del tipo 020 construidas entre 1868 y 1878 y a las que ya dediqué una entrada. Poco después, en 1880 y 1881, y  a causa de la escasa potencia de las anteriores, adquirió de nuevo a Sharp&Stewart, cinco locomotoras más potentes, tipo 030T, que recibieron los números del al 12  y de las que ya también me ocupé anteriormente. 

La siguiente adquisición tuvo lugar en 1887 cuando, de nuevo, Sharp&Stewart sirvió una única locomotora de rodaje 1-3-0 y tanque en albarda. Tenía una potencia de 486 CV y un esfuerzo de tracción de 6527 kg, que era bastante superior a los 5360 de las citadas 030 .citadas. Fue por tanto la más potente del Triano hasta 1910 cuando se adquirieron dos máquinas del rodaje 0-4-0. Como era costumbre en esta compañía se la bautizó con el nombre de uno de los pueblos de la línea, "Putxeta", sin saber sí alguna vez figuró con esta denominación en vascuence, o sí siempre se la denominó "Pucheta". Fue desde el principio una locomotora única ya que nunca hubo en la vía española de ancho ibérico una locomotora tanque con este rodaje.

Cuando el Triano pasó a RENFE, fue numerada como 130-0201 y se la destinó al depósito de Miranda de Ebro y más tarde al de Olaveaga. 


En Miranda de Ebro, el 28 de abril de 1963 (foto: Norman Glover)



La "Pucheta" en vías del Bilbao-Portugalete-Triano (foto: Peter Willen)

Fue muy conocida en la estación de Abando de Bilbao donde estaba dedicada a las maniobras. 


Maniobrando en Bilbao-Abando (foto: Gustavo Reder)
Dada de baja, debió quedar un tiempo apartada esperando el desguace:


Apsrtada en Santa Olalla de Bureba en mayo de 1967, esperando probablemente el desguace (foto: J. Jarvis)


Pero, probablemente por su singularidad, se la seleccionó para ser expuesta en el congreso del MOROP que se celebró en Bilbao en 1967. 



En el Congreso MOROP de 1967 en Bilbao (foto: E. Jansá)


Otra imagen de su presencia en el Congreso MOROP de 1967, en este caso con unos jóvenes aficionados (foto: José Ramón Areitio/Museo Vasco del Ferrocarril)

De nuevo por su singularidad se decidió su conservación definitiva y quedó apartada en Logroño hasta su traslado a mediados de los 70 a la Estación del Norte de Madrid, que es donde yo la conocí. De allí pasó a la estación de Delicias para incorporarse a los fondos del entonces futuro Museo.



En 1984 ya fue fotografiada en el exterior de la estación de Delicias (foto: Rafael Bravo)

Cuando se inauguró quedó expuesta en los andenes cubiertos y desde entonces se convirtió en una de las más conocidas piezas:



La "Pucheta" junto con otras hermanas "vaporosas" en la vía de vapor del Museo (foto: Museo del Ferrocarril)
De vez en cuando se hacen movimientos de material o se lleva a cabo algún rodaje y algunos vehículos salen momentáneamente al exterior. A la "Pucheta" le tocó al menos en 2009...y ¿se pueden creer que de nuevo fue fotografiada con la caja de humos abierta?


Así de airosa aparecía la "Pucheta" en el exterior del Museo en el 2009 ¡Otra vez la caja de humos abierta! ¿No cierra bien? (foto: Blog Como funcionan los trenes)
Pero con la caja abierta o cerrada...¡Por muchos años Pucheta!


FUENTES CONSULTADAS:

Olaizola, J, y Fernández, J. (1997): Las locomotoras de vapor de los ferrocarriles de Triano y de Bilbao a Portugalete. CARRIL 48. 

Palou, M. y Ramos, O. (2004): Los ferrocarriles de Bilbao a Portugalete y Triano. MAF editor.

Reder, G. y Fernandez Sanz, F. (2013): Locomotoras de otras compañías. Historia de la tracción vapor en España. Tomo V. Ed. Proyectos Editoriales.

4 comentarios:

  1. Muy popular es esta mitica Pucheta,sin lugar a dudas por todas las singularidades que atesoraba,aunque sobra decir tambien que por su aspecto airoso y elegante,por todo ello que siempre contara con el cariño de los ferroviarios y aficionados.Tuvo el honor de ser asignada tambien al gran deposito de Miranda de Ebro,aunque su "habitat"natural fuera el entorno tambien unico del B.P.T y sus servicios en el enorme entorno de Abando.La verdad es que presenta un aspecto a dia de hoy inmejorable,no merecia tampoco menos,por supuesto!.El hecho de permanecer con la caja de humos abierta,¿algun defecto quiza en su compuerta?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, algún problema debió tener el cierre durante bastantes años! Supongo que ya estará arreglado...

      Eliminar
    2. Yo creo que es porque después de la MOROP , en su estancia en delicias y la estación de príncipe Pío le desaparecieron dos piezas, la biela motriz y la llave de la caja de humos y hasta hace poco no fue remplazada y la que sirve de remplazo no es similar a la original y puede que ni funcione.

      Eliminar
    3. Muchas gracias. Es muy posible. Me fijaré en mi próxima visita al Museo.

      Eliminar