domingo, 12 de febrero de 2017

Crónicas de la vía estrecha (XV): Aquellos rojos "manes" (FEVE 2201-2202)

Cuando veía fotos de la antigua estación de Goya en Madrid, cabecera del ferrocarril de Madrid a Almorox, me llamaban la atención unos elegantes automotores con el logotipo "MAN" que destacaban mucho comparados con las espartanas imágenes de los Billard o de las locomotoras Batignolles, que en aquellos finales de los 50 y en los 60 estaban también por allíMi sorpresa fue aún mayor cuando pude contemplar en los reportajes cinematográficos de Julián de Elejoste, tan admirablemente recuperados por Gustavo Vieites y Vía Libre, que su librea era roja y crema, lo cual, a mi juicio, realzaba aún más su elegancia. 


Imagen de fábrica de los MAN del Madrid-Almorox

Continué de sorpresa a sorpresa cuando me enteré que el destino original de estos vehículos había sido la línea de vía métrica entre Ceuta y Tetuán, construida durante la época del Protectorado español de Marruecos. Por todo ello, me resultaron unos automotores muy curiosos y, aunque su significación en la historia de la vía estrecha española fue pequeña, me ha parecido interesante resumirla a continuación.

El Protectorado español de Marruecos se instauró en 1912 a partir de los acuerdos firmados entre España y Francia. Finalizó para su zona norte en 1956 y para la zona sur en 1958. Pues bien, la necesidad de transportar material, básicamente militar, y de facilitar el tránsito de personas entre Ceuta y Tetuán -que era la capital del Protectorado- hizo que en 1913 se aprobara la construcción de un ferrocarril entre estas ciudades. El proyecto original contemplaba una línea de ancho internacional, ya que se pretendía enlazarla, justamente en Tetuán, con la de Tánger a Fez. Finalmente, diversas circunstancias dieron lugar a la decisión por el ancho métrico. 

La línea, de 41 km de longitud y nueve estaciones, fue inaugurada en 1918. Las obras fueron ejecutadas por la Compañía Española de Colonización (CEC) que la explotaría hasta 1938 con grandes problemas económicos y técnicos. A partir de ese año fue la Explotación de Ferrocarriles por el Estado (EFE), la entidad que se hizo cargo de la línea. 

Aunque en los años 40 hubo proyectos de electrificación y de cambio a ancho internacional, no llegaron a ejecutarse. También, y con la intención de mejorar el servicio, se adquirieron en 1943 o 1944 dos automotores alemanes CUA pero parece ser que nunca llegaron a prestar un servicio regular por problemas de repuestos. 

Un automotor CUA del tipo de los que se adquirieron para prestar servicio entre Ceuta y Tetuán (foto de fábrica)
Hasta ese momento el único tipo de tracción fue el vapor con locomotoras norteamericanas y alemanas, y así siguió hasta que en 1954 EFE decidió la compra de dos nuevos automotores a la factoría alemana MAN para mejorar el servicio de viajeros. 

Se trataba de dos vehículos de tipo colonial, equipados con un motor de 170 CV, y que podían desarrollar una velocidad máxima de 60 km/h. La transmisión era hidráulica y actuaba sobre los ejes de uno de los bogies. Disponían de freno de aire comprimido y freno de mano, así como de un enganche automático de tope central en cada extremo para poder arrastrar coches de viajeros. Tenían un departamento de clase preferente y otro de general. 

Presentación de los automotores MAN en 1955 (foro: autor desconocido)


Automotor nº 2, recién llegado a Ceuta. (Foto: Charlie Oliva)

Entraron en servicio en 1955, pero su estancia en la línea fue corta ya que, tras la independencia de Marruecos en 1956, el cierre de la línea era inminente, lo que sucedió definitivamente en 1958.

Como los MAN estaban prácticamente nuevos, EFE los destinó a la línea de Madrid a Almorox, donde llegaron en ese año 1958, en un momento clave de la dieselización de las líneas de vía estrecha como resultado del Plan de Ayuda de 1953, del que ya se ha hablado en otras ocasiones, Ello les llevó a convivir con algún Ferrostaal -aunque muy pronto los sustituyeron- dos Billard y alguna locomotora Batignolles y Creusot. Ocuparon la serie 2200 y en ella se les asignaron los números 2201 y 2202. 

El 2202 en Madrid. La foto està datada en 1957 aunque otra documentación dice que estos automotores llegaron en 1958. En cualquier caso, debía estar recién "aterrizado" en la línea. (foto: autor desconocido)
Los dos "2200" en el depósito del ferrocarril Madrid-Almorox. En primer término una de las dos locomotoras Batignolles que tambièn estuvieron en este ferrocarril (foto: Jordi Ibañez)

Los 2201 y 2202 en la estación de Goya de Madrid (fotograma del documental de Julián de: Elejoste recuperado y restaurado por Gustavo Vieites)

El 2201, ya un poco "perjudicado" posa en solitario en la estación madrileña (foto: Jordi Ibañez)
Idílica imagen de la estación de Goya de Madrid con barrendero,  jardincillo al fondo  y un solitario MAN. Un sentido recuerdo de esta estación y de sus trenes puede encontrarse en esta entrada del Blog de Don Frenando, de Fernando Orihuel  y en su libro "Mis recuerdos ferroviarios" (foto: autor desconocido)
Con la clausura de la línea en 1970 FEVE los trasladó a Balmaseda donde fueron transformados en los remolques DD 9005 y DD 9006. 

En 1968 los automotores del Madrid a Almorox abandonaron Madrid ante el próximo cierre de la línea. El Billard fue para Cartagena mientras los MAN sería trasladado a las líneas norteñas de FEVE. (foto: Colección César Mohedas)


El 2202 convertido en Balmaseda en el furgón DD 9006. La Casilla, marzo de 1993 (foto: Luis Ignacio)

Fueron desguazados casi treinta años después, en 1999, en Candás. 

Hermosos automotores, ya sólo en el recuerdo, que todavía podemos fugazmente visualizar en esta filmación de Julián del Elejoste editada por Gustavo Vieites.


(foto: colección César Mohedas)


FUENTES CONSULTADAS:

Aranguren, J. (1992): Automotores españoles. Autoedición. 1992

Vieites, G (2009): Viaje al pasado en el ferrocarril Madrid-Almorox.

Orihuel, F. (2017): Mis recuerdos ferroviarios. Una ojeada sentimental al ferrocarril español. 

Spanish Railways

Forotrenes

Listadotren 

4 comentarios:

  1. Si,claro que estos automotores llamarian la atencion de los aficionados,y personas ajenas al mundo ferroviario,seguramente tambien,pues tenian una estetica y diseño muy acertados,lo que conjuntado con esa efectivamente elegante librea roja-crema,hacian unos vehiculos sumamente atractivos,como eran los Man en general de via metrica,ademas de ser su fabricante una firma con garantia de calidad y robustez.Sus antecesores en la linea de origen,los CUA tambien eran interesantes y con una curiosa estetica y diseño frontal,pero,personalmente creo que distaban un tanto de la elegancia de estos Man.Aunque tampoco tuvieran una vida activa demasiado aprovechada y longeva,pero,prestarian aa buen seguro sus buenos servicios,lastima de verdad que terminaran convertidos en sendos furgones...Pero,bueno,tenemos la suerte los que no los conocimos en servicio de admirarlos a traves de estas imagenes y filmacion,con ese aspecto tan inconfundiblemente "aleman"y esa librea elegante tan similar a aquellos grandes compatriotas suyos TEE diesel,ojala hubiera quedado uno al menos y no ser trasformado en furgon y preservado a dia de hoy,¿te lo imaginas circulando esporadicamente?,no lo quiero ni pensar...

    ResponderEliminar
  2. Un comentario muy interesante, particularmente para mí, ya que pude conocer físicamente estos atractivos automotores en la línea de Madrid a Navalcarnero (antiguo F.C. de Madrid a Almorox), e incluso realicé un viaje completo de ida y vuelta en uno de ellos, partiendo de la entrañable y romántica estación de Goya. La verdad es que destacaban como algo especial, por su bonito diseño y los colores rojo y crema de su carrocería.
    Felicidades por la entrada, amigo Ángel, así como por la buena colección de fotografías, que me vuelven a acercar a gratos momentos vividos en el pasado. Te agradezco sinceramente también tus referencias a mi blog así como a mi libro recién publicado "Mis recuerdos ferroviarios", en formato e-book.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Fernando. Y gracias por tus entrañables recuerdos que me han permitido acercarme más a ellos y a su ambiente.

      Eliminar