miércoles, 29 de noviembre de 2017

Las tracciones térmica y eléctrica en RENFE (XXIII): Artesanía en el Central de Aragón (RENFE 9157 a 9159)



1935

Artesanía y misterio en el Central de Aragón

En plena fiebre de las compañías ferroviarias por rebajar gastos y por competir con el transporte por carretera, la Compañía del Ferrocarril Central de Aragón adquirió tres automotores "zaragoza" entre mayo de 1933 y marzo de 1934, de los que me ocupé en una anterior entrada. Supongo que como la medida parecía acertada pero los recursos económicos eran muy escasos, la compañía decidió hacerse con otros tres automotores, pero construyéndolos en sus propios talleres de Valencia-Alameda. Utilizaron para ello tres curiosos coches de viajeros de tres ejes a los que, tras suprimir el eje central,  acoplaron motores y transmisiones mecánicas. Parece ser que el primero de ellos, el denominado A11, entró en servicio el año 1941, aunque en alguna publicación se habla de 1934, al tiempo que existe una imagen, que más abajo vemos, que lo refleja como operativo en 1936. Los otros dos, numerados como A21 y A22, pudieron ser construidos hacia 1936. Es posible que la ocurrencia de la Guerra Civil haya motivado una cierta confusión de fechas y este pequeño misterio en cuanto a sus datos de construcción y explotación. De un modo u otro eran dos tipos de automotores distintos. Aparte de otras características, mientras que el A11 presentaba unos curiosos "apéndices" frontales -supongo que por algún motivo técnico- a los otros dos se les dotó de frontales redondeados.

_______________________________________________________________


El A11 tenía dos motores Otto Deutz de 150 CV que atacaba cada uno a un eje mediante transmisiones Mylius. Con un esfuerzo de tracción de 2400 kg podía arrastrar uno o dos remolques y alcanzar una velocidad de 90 km/h. Tenía 16 asientos de clase preferente y 62 de clase general. Normalmente arrastraba dos coches de viajeros o un coche y furgón o sólo el furgón. Todo el material compartía la misma librea rojo y crema y formaban composiciones bastante armoniosas. Circuló básicamente por los trayectos levantinos del Central.


El A11 en los primeros años de su explotación con un curioso remolque-furgón. A la izquierda, uno de los tres automotores zaragoza adquiridos por el Central de Aragón en 1934 (Foto: RENFE)
El A11 con dos remolques para viajeros. ¡Un verdadero tren! (Foto: Archivo Histórico Ferroviario del Museo del Ferrocarril de Madrid (AHF/MFM; colección Javier Aranguren)


Las dudas sobre el año de construcción del A11 se despejan hasta cierto punto a la vista de esta imagen en la que parece darse como fecha la de 1936 (foto: AHF/MFM, cedida por Fernando Herreros)

El A 11 con sus remolques en la estación de Valencia (foto: A/D a través de Adriano Soto)

Por su parte, el A21 A22, disponían de un solo motor de 150 CV, su esfuerzo de tracción de 1200 kg y su velocidad máxima era también de 90 km/h.


Los tres vehículos pasaron a RENFE con la numeración 9157 a 9159. El 9157 fue reformado por RENFE entre 1950 y 1952 cambiando su motor por otro de la marca Pegaso. En 1956 se cambió su librea de rojo y crema a plata y verde y, en algún momento también se reformó su interior, de modo que pasó  a tener 68 asientos y 9 banquetas.



El 9159, ya con el anagrama de RENFE, pero todavía con su librea roja y crema (foto: RENFE)


El 9157, ya con los colores unificados de RENFE para sus automotores (foto: Jaume Roca)
 Por su parte, -y aunque los datos no son muy claros- parece ser que los 9158 y 9159 retornaron en 1948  a su condición original de coches de viajeros y posteriormente, en 1962, se les transformó en remolques de automotor con las matrículas CHV 1058 y 1059. Parece que la reforma no prolongó mucho su vida útil ya que fueron desguazados en 1963.


El 9158 como coche de viajeros con la matrícula CHV 1058 en el año 1962 (foto: autor desconocido)
Los 9158 9159 como remolques de automotor tras un automotor de la serie 9400 (archivo Josep Calvera)

Al menos durante sus últimos años de servicio de viajeros, el  9157 trabajó en la línea de Valencia a Cullera. 

El 9157 en Valencia en 1959 a la espera de realizar su servicio con Cullera (foto: autor desconocido)


                              Otra imagen del 9157 en su última época (foto: AHF/MFM; colección Javier Aranguren)

Otra imagen de la última época del 9157 en el depósito de Valencia tomada en enero-febrero de 1965. Tras él uno de los automotores Ganz grandes (foto: AHF/MFM; autor Juan B. Cabrera)

Después fue transformado en automotor de servicio para el Director de la 7ª Zona de RENFE hasta su baja en 1968, si bien parece que fue desguazado algún año después. Lástima que -una vez más- no se decidiera su conservación. 

Al menos, junto al recuerdo nostálgico de estos automotores, tenemos este detalle entrañable: un recortable de los A11 y A21, en sus colores de origen, realizado por la asociación cultural MESACHES de Zaragoza.









FUENTES CONSULTADAS

Aranguren, J: Automotores Españoles. Autoedicion, 1990

Calvera, J: Automotores diesel ancho ibérico español. Revistas Profesionales, 2009

Archivo Histórico del Museo de Ferrocarril de Madrid

1 comentario:

  1. Convulsa,cuanto menos,podria decirse la vida activa de estos 3 automotores,ya sea desde las diferentes caracteristicas y prestaciones entre el primero y los dos restantes,como en las casi "radicales"transformaciones que sufrieron,pasando de ser vehiculos motores a ser vehiculos remolque...Resulta llamativo que el primero de ellos contara con 2 motores de 150 cv cada uno para sus caracteristicas,doblando la potencia de sus dos hermanos.Entonces,al 1957,ex A11,se le remotorizo sustituyendo los 2 motores Deutz por un unico Pegaso.Ciertamente estos automotores,al menos como se puede observar en las primeras imagenes el A11,con su vistosa librea original y dotado de sus 2 remolques,formaban composiciones de lo mas pintorescas y atractivas,traen a la memoria vehiculos mas tipicos de paises Bavaros,dada su procedencia.De los 3 automotores,quiza me guste mas el primero de ellos esteticamente,si,es una lastima tambien el que no se le concediera una preservacion,hubiera sido realmente bonito que se hubiera llevado a cabo con su vistosa librea original...Deliciosos los recortables,desde luego

    ResponderEliminar