miércoles, 6 de diciembre de 2017

Las tracciones térmica y eléctrica en RENFE (XXIV): Los automotores Burmeister (RENFE 9201 A 9203)


ENTRADA EN REVISIÓN

1936

La Maquinista suministra a MZA sus primeros automotores de bogies (MZA WE 201 a WE 204/RENFE 9201 a 9203)

Casi en paralelo con la construcción por parte de la Maquinista Terrestre y Marítima de los tractores 201 y 202 para MZA a los que ya nos hemos referido, acometió también la de sus primeros automotores térmicos. Eran cuatro magníficos y elegantes vehículos de bogies siendo entregado el primero de ellos en enero de 1936. 


Se trataba de unos automotores diésel de bogies y transmisión eléctrica Lemp. En principio estaban dotados de un motor Burmeister -de ahí la denominación- de la factoría danesa Burmeister&Gain, de seis cilindros y dos tiempos, aunque posteriormente fueron sustituidos por otros de la Frischs, también de seis cilindros. Su potencia era de unos 250 CV y estaba colocado sobre el bogie portador. Alimentaba a dos motores eléctricos ubicados sobre el otro bogie, denominado de tracción. El esfuerzo de tracción alcanzaba los 3200 kg, el freno era de aire comprimido y la velocidad máxima de 90 km/h. Fueron los primeros automotores de vía ancha en España, junto con los Maybach serie WE 400, también de MZA, que utilizaron cajas de grasa con cojinetes de rodillos. 


Esquema del WE 201 (Gabriel Sierra en el libro Automotores Españoles)


Construcción de un Burmeister en los talleres de La Maquinista (foto: catálogo MTM/archivo Josep Calvera)

Disponían de dos cabinas de conducción y dos compartimentos para viajeros: uno de 16 plazas denominado clase especial y otro de 56 de clase general. La carrocería tenía un diseño vagamente aerodinámico y se caracterizaba también por tener una puerta frontal de comunicación en la parte contraria al bogie portador, para la posible comunicación con otro automotor o con un remolque. Para facilitar el paso de un vehículo a otro disponía de unas barandillas metálicas que se plegaban sobre la propia puerta. Su librea estaba formada por una atractiva combinación de colores crema y verde. 



Ya que no disponemos de una imagen en color de la librea original, ahí va, para aproximarnos a ella esta imagen de la excelente reproducción que hizo Parvus.

El primer vehículo de la serie -el WE-201- fue recibido en Barcelona a primeros de enero de 1936; a continuación viajó por Zaragoza hasta Beasain para recoger un remolque Maybach y dirigirse después a Madrid, donde llegó el 11 de eneroEn principio estaba destinado para cubrir servicios entre Madrid, Toledo y Cuenca. De hecho, a lo largo del mes de enero de ese año, efectuó pruebas en la línea Madrid-Cuenca, y específicamente de aceleración en la zona de Villarrubia de Santiago, en esa misma línea.


Foto de fábrica del WE 201 (Foto: MTM)
Lateral completo del WE 201 (foto: MTM)


El estilizado frontal (foto: MTM)

Interiorismo de las dos clases del WE 201 (Foto: archivo Josep Calvera)


La cabina de conducción (foto: catálogo MTM)


Otra foto del WE 201 en sus primeros días (aechivo Josep Calvera)


A continuación de las pruebas desarrolladas en enero, el 1 de febrero entró ya en  servicio oficial aunque a los pocos meses el comienzo de la Guerra Civil trastocó todos los planes y este vehículo fue incautado por el ejército de la República para servir como vehículo sanitario. 


Parvus también vistió a la reproducción del WE 201 con la librea de vehículo sanitario del ejército republicano

De los otros tres integrantes de la serie y de sus posibles servicios durante la guerra no he encontrado ninguna información. A RENFE llegaron los 202, 203 y 204, ya que el 201 fue desguazado. Fueron matriculados al inicio de la subserie 9200 -al ser su potencia superior a los 200 CV- como 9201 (el WM-203), 9202 (WM-204) y 9203 (WM-202). La librea tardó algunos años a ser cambiada a la plata y verde de RENFE. Por otra parte, su interior fue reformado para ofrecer setenta plazas en clase única.

Tampoco hay muchas referencias a sus servicios durante la postguerra. Existen fotos de ellos que los sitúan en Galicia en las décadas de los cuarenta y cincuenta e incluso hay noticia- según un amable comunicante- del grave accidente de uno de ellos cubriendo el servicio entre La Coruña y Ferrol al chocar frontalmente en Cécebre con el expreso Madrid-Coruña. Por otra parte, en  este vídeo  puede verse a otro en una visita oficial en 1958 a los últimos trabajos de la línea Zamora-Orense.



Un Burmeister en Pontedeume a principios de los cuarenta (Foto: archivo Josep Calvera)



El WE 202 (RENFE 9203) en La Coruña, en 1955. Aparentemente ha cambiado la librea aunque no es todavía la de RENFE (Foto: Archivo Histórico Ferroviario)


En la línea Zamora-Orense en el año 1958  (Foto: archivo Javier Aranguren)

Las siguientes fotos que conozco de estos automotores están tomadas cuando alguno de ellos cubría la línea de Villacañas a Quintanar de la Orden, en la provincia de Toledo. La primera está tomada en la estación de Villacañas en el año 1967: 


En Villacañas. La línea hacia Quintanar partía de esta estación de forma perpendicular a la línea Madrid-Andalucía. Ya cerrada la línea de Quintanar, estuvieron apartados en esta vía los remolques que conformaban el famoso "Pájaro Azul" valenciano (Foto: Fernando F. Sanz)


y las siguientes, del fotógrafo Rechel, lo muestran en diferentes puntos de esta línea:


En la estación de Villacañas, con el arranque de la línea a Quintanar orientada perpendicularmente a la línea general de Madrid a Andalucía (foto: Archivo Histórico Ferroviario del Museo del Ferrocarril de Madrid (AHF/MFM) autor: Rechel)

El mismo automotor en Villacañas (foto: AHF/MFM) autor: Rechel)





Entre Villacañas y Quintanar (foto: AHF/MFM) autor: Rechel)


En la estación de Quintanar (foto: AHF/MFM) autor: Rechel)


Por tanto, al menos uno de ellos, estaba cubriendo la línea Villacañas-Quintanar de la Orden
(de hecho, yo mismo viajé en él), por lo que cabe suponer que en aquel tiempo estaban ya adscritos al depósito de Alcázar de San Juan. Ello queda confirmado de algún modo por otra foto de uno de ellos en esta ubicación, a punto ya de ser desguazado. De hecho los tres vehículos lo fueron en 1971 y 1972.


Uno de los tres Burmeister esperando el desguace en Alcázar en enero de 1971 (Foto: Jaume Roca)

Fueron unos vehículos muy interesantes que marcaron la apuesta de MZA por los automotores diésel. Lástima, como siempre, de que no haya quedado al menos uno de ellos  como reconocimiento y para el recuerdo.


FUENTES CONSULTADAS

Aranguren, J. (1992): Automotores Españoles. Autoedición

Calvera, J. (2009): Automotores diesel ancho ibérico español. Revistas Profesionales.

Calvera, J. (2016): Fichas material motor RENFE 1941-1916

Archivo Histórico Ferroviario del Museo del Ferrocarril de Madrid