domingo, 10 de noviembre de 2019

Historias del vapor (CXXIX) Andaluces necesita más "mastodontes" (Andaluces 4201 a 4235/RENFE 240-2431 a 240-2465)

1926

 Andaluces necesita más "mastodontes" (Andaluces 4201 a 4235/RENFE 240-2431 a 240-2465)


Como vimos en una entrada anterior, en 1920 Andaluces empezó a utilizar locomotoras tipo 240 "mastodonte" que formaron su serie 401 a 450. Aunque las había solicitado en 1914 las vicisitudes de la I Guerra Mundial hizo que se retrasara mucho su entrega y que fueran construidas por diversas factorías. Muy poco tiempo después de entrar en explotación estas primeras "mastodonte" andaluzas, la demanda de transporte, sobre todo hacia el puerto de Málaga, se incrementó mucho de modo que la compañía necesitaba potenciar su parque de tracción. A ello responde la transformación de algunas locomotoras tipo 030 a 130 y a la contratación urgente con La Maquinista Terrestre y Marítima de diez locomotoras tipo 240 sin esperar a disponer de los créditos previstos por el nuevo Estatuto Ferroviario del gobierno de Primo de Rivera, que todavía no había entrado en vigor. Años más tarde Andaluces continuó la adquisición de más locomotoras de este tipo hasta completar un total de 35 y que en conjunto formaron su serie 4201 a 4235. A ellas va dedicada esta entrada.
_______________________________________________________________

Las diez primeras máquinas de esta serie fueron entregadas por La Maquinista en 1926. Eran muy similares a las 1400 de MZA si bien con ruedas motrices de menor diámetro -1,41 m.- para conseguir un mayor esfuerzo de tracción, algo muy recomendable para el arrastre de trenes de mercancías en la línea de Córdoba a Málaga. También diferían de las últimas 1400 en que no disponían de sistema de distribución por válvulas. El timbre era de 13 kg/cm2, ligeramente menor que el de las 1400, la potencia de 2052 CV, también algo menor, mientras que el esfuerzo de tracción -15203 kg- era ligeramente superior. Fueron las Andaluces 4201 a 4210. 


La 4201 de Andaluces dispuesta para su entrega (MTM/cortesía J. A. Méndez Marcos)

De forma casi inmediata Andaluces volvió a solicitar diez máquinas más de las mismas características.  El plazo previsto de entrega, que era de un año, se retrasó cuatro meses más por las dificultades de la siderurgia española para servir determinadas piezas en los plazos previstos.  Fueron las 4211 a 4220


La 4220 en Málaga (E. Pérez de Angulo/Forotrenes)



A principios de los años treinta Andaluces necesitaba más locomotoras de este tipo pero su situación económica y la de buena parte de su infraestructura no le permitió aceptar la financiación del Estado para un lote de 25 nuevas locomotoras. Ya en 1939, recién finalizada la Guerra Civil, y como consecuencia de un decreto en el que se aprobaba la construcción de 150 locomotoras, Andaluces recibió definitivamente una asignación de 15 de ellas y decidió que fueran también del tipo 4200. Su construcción fue asumida esta vez por los talleres valencianos Devis (futura MACOSA) y entregadas entre 1942 y 1943. Aún en esa fecha todavía recibieron la numeración de Andaluces: fueron las 4221 a 4235. 


Probablemente recién salida de Devis a principios de los años cuarenta, aquí aparece toda reluciente la...."RENFE 4230"...todavía con numeración de Andaluces. Un testimonio realmente interesante (Hystory.de/cortesía J. A. Méndez Marcos)

A su paso a RENFE integraron la serie 240-2431 a 240-2465. Siempre estuvieron asignadas a los depósitos de Córdoba, Puente Genil y Málaga arrastrando toda clase de trenes en la linea de Córdoba a Málaga y también cuando fue posible en la de Bobadilla a Algeciras donde, según Fernández Sanz, relevaron en trenes de viajeros a las veteranísimas 220, que tanto tantas veces subieron de Algeciras  a Ronda, algo que siempre me maravilló aunque lo hicieran normalmente en doble tracción.

La 240-2453, antigua 4223, en Málaga en 1952 (Gustavo Reder)

La 240-2431, ex 4201 y primera de la serie, en lugar desconocido (Gustavo Reder)
La 240-2454, ex 4224 en Bobadilla en 1956 (Karl Wyrsch)



La 240-2444 en Algeciras en diciembre de 1959 (J. W. Swanberg/cortesía J. A. Méndez Marcos)


La 240-2439 en Ronda en cabeza del correo Algeciras-Madrid en 1962. De esta locomotora dice lo siguiente el veterano maquinista Manuel Sánchez Solano: "... había una, la 240-2439 que era una joya. La pareja hacia casi todas las reparaciones en su día de descanso. Recuerdo que su maquinista, cuando la máquina tenía reparación desmontaba el silbato para que nadie hiciera servicio con ella"  (foto: L. G. Marshall)



Una locomotora de la serie fotografiada por Karl Wyrsch en marzo de 1966 (AHF/MFM)




Una curiosa aparición: la 240-2462 en el depósito de Castejón de Ebro en 1965 (autor desconocido/cortesía J. A. Méndez Marcos)
La 240-2438 cargando carbón en Puente Genil en 1966 (autor desconocido/cortesía J. A. Méndez Marcos) 
La 240-2442 con un ómnibus en Ronda en abril de 1967 (J. M. Jarvis/cortesía J. A. Méndez Marcos)
La 240-2454 esperando ya el desguace en Bobadilla en agosto de 1968 (J. Sloane/cortesía J. A. Méndez Marcos)

Los desguaces se llevaron a cabo a finales de los años sesenta. Ninguna "mastodonte" andaluza sobrevivió pero aún queda un grato recuerdo en los ferroviarios que trabajaron con ellas, tal como reflejan estos párrafos de Manuel Sánchez Solano:

"Fue el día 1 de Mayo de 1965 cuando me incorporé a mi nueva Residencia del Depósito de Puente Genil; atrás quedaron  los cuatro años de Militar en Prácticas en Ferrocarriles. Me asignaron la locomotora 240-2447 que había salido de una gran reparación y no tenía pareja de conducción asignada. Su maquinista, el señor Palomino, intervino para que fuese su compañero y yo no lo dudé pues nunca me he negado a ningún servicio. En esta locomotora presté servicio un par de meses hasta que pasé a las 040 de la línea de Campo Real a Linares Zarzuela...",  "...era una locomotora más cómoda para hacer el servicio aunque en algunas ocasiones me dieron trabajo, pero siempre por las malas calidades de los carbones que se quemaban en toda Andalucía.  A pesar de su pequeño diámetro de ruedas remolcaban muy bien los trenes las rampas de Puente Genil a Montilla, las superaba muy bien; lo mismo que la de Montemayor a Montilla"   

"Esta locomotoras como hacían servicio sobre Ronda y Algeciras años atrás -antes de prestar yo servicio en ellas- dieron bastantes beneficios a su personal ya que podían traer, aunque con dificultades, algo de tabaco, relojes, medias de cristal para las señoras y cosas así como pequeños electrodomésticos; una ayuda suficiente para aliviar las nóminas de entonces".
La 240-2432 en Puente Genil en 1966 (Spanish Railway Steam)
"Estas locomotoras me hicieron recordar  las 1400 o las tanques 1600, una pena no haber prestado más servicio en ellas"



FUENTES CONSULTADAS

Reder, G. y Fernández Sanz, F. (2010): Locomotoras de Andaluces. Historia de la tracción vapor en España, tomo III. Ed. Revistas Profesionales.

Sanchez Solano, M. (2018): Maquinista por vocación. Punto Rojo libros.

Forotrenes

Fototeca Ferroviaria de Juan  Antonio Méndez Marcos

Archivo Histórico Ferroviario del Museo del Ferrocarril de Madrid (AHF/MFM)