viernes, 7 de marzo de 2014

Los "trenets" valencianos (I): Los "bujías" y los "cincuenta"

En agosto de 1983 viajé especialmente a Valencia para conocer algunos de los vehículos que servían las líneas de la antigua Compañía Valenciana de Ferrocarriles y Tranvías (CTFV) pero que, creada en 1917, tenía ya la titularidad de FEVE. En aquella época lo único que sabía era que FEVE tenía dos estaciones en Valencia; la de Pont de Fusta de la que salían las líneas hacia el norte (Grao, Bétera, Rafelbuñol y Lliria) y la de Jesús de la cual partía la línea hacia el sur de Villanueva de Castellón y un pequeño ramal hacia Nazaret que quedó destruido en las inundaciones del año anterior, 1982.

Me dirigí primero a la estación de Pont de Fusta y me quedé impresionado por la diversidad de vehiculos que allí encontré y, sin conocerlos en absoluto me propuse irlos fotografiando uno por uno para después, -fue mucho tiempo después-, irme enterando de su historia.

Lo que vi, recién llegado a la estación de Pont de Fusta en agosto de 1983
En mi ignorancia, eché de menos ver algún vehículo diesel. No había ninguno en servicio salvo, según he conocido hace poco, un automotor Billard que sólo se utilizaba en caso de incidencia en la red eléctrica o en alguna de las otras composiciones. También supe que la CTFV había tenido unos cuatro o cinco automotores diesel y todos ellos, salvo el Billard, de construcción artesanal. Estuvieron funcionando durante la década de los 50 fundamentalmente en la línea de Villanueva de Castellón.

Autovía 104 de VASA (Valenciana de Autobuses Sociedad Anónima), una filial de la CTFV (Imagen tomada del libro "Automotores Españoles" de Javier Aranguren

Por tanto, en 1983, todos los vehículos eran eléctricos y son a los que vamos a  dedicar esta serie de entradas. El primer y más antiguo grupo de ellos fueron los automotores 1 al 15 que pronto recibieron el apodo de "bujías". Se recibieron entre 1917 y 1930; tenían caja de madera, eran bicabina y estaban diseñados para arrastrar varios remolques. Del 1 al 11 fueron construidos por Cardé y Escoriaza de Zaragoza, el 12 y 13 por Lladró y Cuñat y el 14 y 15 por Devis (que luego sería MACOSA). Fueron los primeros vehículos dotados de bogies que tuvo esta compañía y de ahí ese apelativo popular de "bujías". En mi visita a Pont de Fusta pensé que no había localizado a ninguno de ellos, sin embargo un buen aficionado me ha señalado que, en la primera foto de esta entrada, sí aparece al fondo de ella un "bujía" reformado; por lo tanto al menos alguno de ellos aún seguía en servicio. En cualquier caso, para documentarlos mejor he recurrido de nuevo a una foto de Javier Aranguren.
El "bujía" nº 7 en 1960. La fecha es importante porque estos vehículos sufrieron sucesivas transformaciones que con el transcurso de los años fueron variando su apariencia (Foto tomada del libro "Automotores Españoles" de Javier Aranguren)
Sí pude fotografiar a algunos ejemplares de los "cincuenta". Era una corta serie de sólo cinco ejemplares construidos en 1940 también por Devis y muy apreciados por su fiabilidad. Aunque de caja de madera pero ya forrada de chapa metálica, en un principio iban pintados de amarillo pero luego pasaron al verde; así es como yo los conocí aquel verano del 83.

El tercero de la serie de los "cincuenta" en Pont de Fusta. Agosto de 1983

Me llamó mucho la atención en ellos, las ventanas ovaladas que llevaban en el frontal y en el centro de los laterales; un detalle curioso que los hacía muy facilmente identificables.

Pero todavía quedaban por ver "los portugueses", los "miles", los "belgas"...y lo que pudiera encontrar en la estación de Jesús. Me referiré a ellos en próximas entradas.



2 comentarios:

  1. En tu primera foto se ve en medio de los dos "miles" un "bujía" reformado en azul.Saludos y espero que continúes con tus historias de este blog tan chulo ;)

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias por la observación. Mis conocimientos no llegan a tanto y me encanta que los más expertos mejoréis el blog. Ahora mismo lo corrijo!
    Saludos

    ResponderEliminar