miércoles, 20 de febrero de 2019

Crónicas de la vía estrecha (LXVII): "El Tarazonica"


En nuestro recorrido por la vía estrecha aragonesa siguiendo la línea férrea de Zaragoza a Alsasua, hemos pasado por la estación de Gallur, origen de la línea hacia Sádaba y por la de Cortes, que lo fue de la de Borja. Llegamos ahora a la estación navarra de Tudela que a su vez fue cabecera de otra línea -primero de vía estrecha y reformada luego a ancho ibérico- que la unía a través de un trayecto de 20 kilómetros con la población zaragozana de Tarazona. Ese ferrocarril siempre fue conocido por el apelativo coloquial de "El Tarazonica". 

Como pasó en tantas comarcas españolas en el último tercio del siglo XIX, en el campo de Tarazona también se planteó la necesidad de disponer de un medio de transporte para llevar la rica producción agrícola de los pueblos regados por el río Queiles hacia un punto de empalme con una vía de comunicación principal. En este caso era claro que ese punto era la estación de Tudela en la citada vía férrea de Zaragoza a Alsasua. 


La línea de Tudela a Tarazona remontaba el río Queiles durante unos 20 km salvando un desnivel de unos 200 metros (gráfico: EFE)
Tras diversas iniciativas y gestiones fue en el año 1882 cuando los alcaldes de Tarazona y otros pueblos interesados como Cascante, Malón, Murchante y también Tudela, lograron firmar un contrato con la Compañía del Norte para la construcción y explotación de la línea contando con una subvención económica parcial por parte de estos municipios. Si en un principio se planteó que tuviera un ancho de vía de 80 cm, finalmente se construyó de un metro aunque parece que en algún momento se pensó en construirla en ancho ibérico, idea que nunca se abandonó del todo. La línea se tendió aproximadamente en un año, la inauguración tuvo lugar el 31 de diciembre de 1885 y el servicio regular se inició el 1 de enero de 1886. 
Inauguración en la estación de Tarazona (litografía de La Ilustración Española e Iberoamericana)





Para la construcción se adquirieron en 1884 dos locomotoras tipo 030T a la factoría belga Couillet, y una tercera del mismo tipo y procedencia en 1886 para consolidar definitivamente la explotación. Norte las numeró c0mo 31, 32 y 33 y recibieron los nombres de "Tarazona", "Cascante" y "Tudela" respectivamente. Como material de viajeros se adquirieron unos 12 coches y 4 furgones mientras que el número de vagones de mercancías era de unos 46. Si bien el material de viajeros no se amplió, sí lo fue el de mercancías debido sobre todo al aumento del tráfico de remolacha hacia la Azucarera de Tudela. 


¿La 32...o la 33?  (foto: autor desconocido/colección P. González))

La explotación de la línea comenzó mediante la circulación de dos trenes mixtos diarios de ida y vuelta. El aumento del tráfico de mercancías, y muy en especial el transporte de remolacha hacia Tudela, hizo que se diferenciaran ya trenes de viajeros y de mercancías. Y también a partir de 1914 se añade otro tren más de viajeros clasificado como "mensajerías" aunque fue suprimido a finales de 1918. La duración del trayecto se mantuvo constante en una hora y cinco minutos.


Una típica composición del "Tarazonica" (foto: autor desconocido)


En la estación de Cascante (foto: autor desconocido)
Ferroviarios junto a la 32 (tomada de la Gran Enciclopedia Aragonesa)



La 33 "Tudela" en estado de origen (Foto: Instituto de Estudios Turiasonienses)
Celebración junto al tren (foto: autor desconocido)

La gran mejora en la explotación llegó en 1934 cuando la Compañía del Norte, en unos años en que se apostaba fuertemente por la utilización de automotores en líneas de débil tráfico adquirió cinco de estos vehículos tipo "zaragoza" de ancho métrico a la factoría zaragozana Cardé&Escoriaza.  Dos fueron destinados a la línea de Carcagente a Denia mientras que los otros tres se asignaron a la Tudela a Tarazona. Fueron en principio los WMG 1 (llegado en 1933), y los WMG 2 y WMG 5 (llegados en 1934). Inmediatamente se hicieron cargo de los servicios de viajeros quedando las locomotoras de vapor exclusivamente para los trenes de mercancías. 
Foto de fábrica de uno de los WMG 1 a 5 en la factoría de Cardé y Escoriaza de Zaragoza (foto: Fondo CAF)
Uno de los "zaragoza" estacionado probablemente en la estación de Tarazona (foto tomada del libro "Automotores españoles" de Javier Aranguren)
En las inmediaciones de la estación de Tarazona (tomado de "Navarra y el tren")

Cuando finalizó la guerra y se creó RENFE se pensó que esta línea, al haber pertenecido a Norte quedaría asignada a ella, pero al ser de vía estrecha fue asumida por la Explotación de Ferrocarriles por el Estado (EFE) el 10 de enero de 1942. Parece ser que la encontró en estado realmente penoso ya que muchas mejoras habían sido pospuestas esperando la siempre ansiada ampliación al ancho ibérico. Las primeras medidas tomadas fueron una revisión general de la vía con una amplia sustitución de traviesas, la realización de una gran reparación a la locomotora 32 y la incorporación a la línea de las locomotoras 5 y 6 del Ferrocarril de Ferrol a Gijón, denominadas popularmente como "trubiecas" al haber sido construidas por la Fábrica Nacional de Trubia hacia 1935.


En cuanto a automotores parece que en esos años quedaban en la línea los WMG 2 y 5 ya que el WMG 1 había sido trasladado a la línea de Calahorra a Arnedillo con la que durante los tiempos de EFE hubo bastante intercambio de material móvil. 

Durante toda la década de los cuarenta continuó la reparación del material móvil de viajeros y mercancías, así como sucesivos trabajos de mejora y mantenimiento de la vía. Al mismo tiempo se efectuaron diversos intercambios de material móvil con el ferrocarril de Calahorra a  Arnedillo. De este modo, en 1950 "El Tarazonica" contaba con sus tres locom0toras originales 31, 32 y 33, las dos "trubiecas" 5 y 6, la Baldwin2 del Calahorra a Arnedillo y el automotor WMG 1 que había vuelto a la línea. En cuanto a viajeros, además de los coches "de siempre", se contaba con dos de bogies del Carcagente a Denia que también había pertenecid0 a Norte. 


Uno de los coches del Carcagente a Denia, construidos por Ramón Múgica en 1925. Dos de ellos fueron trasladados por EFE al "Tarazonica" (foto: Euskotren/Museo Vasco del Ferrocarril)

Pero en estos años definitivamente se logró el deseo que existía en la zona desde que se diseñó este ferrocarril: su transformación a vía ancha, algo que prometió estudiar el ministro de Obras Públicas, Fernández Ladreda, en su visita a Tarazona  en 1947, así como su posible prolongación hasta Calatayud, otra vieja aspiración de la comarca.

Si bien ésto último no se cumplió, sí lo fue el cambio de ancho. De este modo, tras unas obras que duraron seis u ocho meses y la renovación de algunas estaciones, la "reinauguración" de la línea se llevó a efecto el 6 de julio de 1952, tal como queda plasmado en este fragmento de NODO. El tren inaugural iba arrastrado por una "Montaña" de Norte y estaba formado por un coche salón y otros cuatro coches de la serie 5000. Después, hasta  mediados de los sesenta, los trenes de viajeros solían estar compuestos por dos o tres coches de madera y locomotoras de los depósitos de Zaragoza-Arrabal o de Castejón. A mediados de los sesenta fueron sobre todo los automotores Renault de la serie 9151 a 9154, también de Zaragoza, los que se hicieron cargo de estos servicios. Así quedó plasmado en esta entrañable filmación de Julián de Elejoste felizmente restaurada por Gustavo Vieites. Después llegaron los ferrobuses y luego la supresión del servicio de viajeros a partir del 1 de enero de 1972. Quedó algún tren esporádico de mercancías hasta que el último servicio se realizó en alguna fecha de 1985.  En 1995 se procedió al levante de las vías para llevar a cabo la adecuación a vía verde. De poco sirvió el cambio de ancho; llegó tarde. La carretera iba ya ganando irremisiblemente la partida.

¿Qué fue del antiguo material de la vía estrecha? Parece que EFE transfirió a las 31, 32 y 33 a la línea de Málaga a Fuengirola


La nº 33 en la línea de Málaga a Fuengirola (foto: colección Pacheco)

Después la 32 pasó al Calahorra a Arnedillo. 



La 32 en Calahorra, cuando era ya la única locomotora de vapor de esa línea (foto: Ferrán Llauradó)

Por su parte, las 31 y 33 pasaron al Madrid a Almorox pero no parece que llegaran a funcionar en él y fueron desguazadas en los años sesenta. 

Las "trubiecas", tras pasar una gran reparación en los Astilleros de Cádiz, fueron destinadas a otros ferrocarriles como el de Castro Urdiales a Traslaviña. Después la 6 pasó al Amorebieta a Bermeo y finalmente también al Madrid a Almorox.



La "trubieta" nº 5 saliendo de Aranguren hacia Castro Urdiales en mayo de 1956 (foto: J. Wiseman)
Y en relación con las locomotoras de este ferrocarril no puedo dejar de referirme a la posibilidad de que una de las locomotoras de la Azucarera de Tudela perteneciente a la Industrial Agrícola Navarra (AINSA), una Henschel 030T denominada AINSA III adquirida en 1921, llegara a circular en alguna ocasión por las vías del "Tarazonica" dada la escasez de locomotoras en éste, sobre todo en la época de recogida de la remolacha. Sí es cierto que hubo conversaciones entre EFE y AINSA para su adquisición por parte de la primera, pero no hay constancia de que ello llegara a realizarse.  En cualquier caso esta locomotora se reformó para vía ancha en 1952 y en la actualidad se encuentra expuesta como monumento en el Paseo de Otoño de Tudela.


La "AINSA III", expuesta en Tudela, que si no formó parte del "Tarazonica", faltó muy poco. Y, casi seguro que circuló por sus vías (foto: David Redal)

Por lo que se refiere a los coches de viajeros, al menos varios de ellos pasaron también al Calahorra a Arnedillo:


Varios de los coches de viajeros estacionados en Arnedo en 1957 (foto: Jeremy Wiseman)

Hoy la línea del "Tarazonica" es la vía verde del "Tarazonica". Por donde pasaban locomotoras chicas y grandes...y los "zaragoza", hoy lo hacen ciclistas y caminantes. Es ya un recuerdo, pero un recuerdo vivo en la comarca del campo de Tarazona. Y un recuerdo que queda también reflejado en cuatro capítulos del blog "Voces de Malón" con algunas filmaciones muy interesantes así como en este excelente reportaje sobre la situación actual de la infraestructura. 







FUENTES CONSULTADAS


Macías, O. (2005): Los ferrocarriles de vía estrecha en Navarra y el Valle del Ebro. En "Historia de los Ferrocarriles de Vía Estrecha en España". Ed. Fundación de los Ferrocarriles Españoles. 

González, P., Rodríguez, M. y Prieto, Ll. (2016): El ferrocarril de Tudela a Tarazona. Monografías del Ferrocarril/39. Lluis Prieto, editor.









1 comentario:

  1. Curiosa la denominación común de estas línea,"Tarazonica",imaginaba vendría en relación con la población de donde provenia.No conocía el extenso e interesante pasado que había tras su servicio en ancho RENFE.Las edificaciones de la línea eran muy bonitas,como era habitual en la época,además,de las construidas "a conciencia" para durar.Las maquinas 0-3-0 Couillet eran muy bonitas,me gustan mucho por la estructura inferior del bastidor donde van situados los ejes,además de su muy acertada estética,desde luego.Además de los habituales coches de viajeros de clásico aspecto inglés,eran elegantísimos también los 2 de bogies procedentes de tierras mediterráneas!.Los siempre muy atractivos automotores "Zaragoza"con aquella librea también quedaban idóneos en el bonito marco paisajístico de la línea.Me ha llamado la atención aquella un tanto efímera circulación denominada "mensajerías".Las maquinas procedentes de Asturias a buen seguro ponían la nota de poderío en la línea,dada su robustez y decidido aspecto,tal como muestra,aunque en otra ubicación la imagen 16.Quizá con el cambio de ancho,se perdió en parte el aura tan entrañable de la línea,dicho sea esto,desde luego,sin desmerecer y hacer menoscabo del material que discurriría en ella.Todas las imágenes de época son una verdadera joya,desde luego,de una época ya irrepetible lógicamente,pero,un privilegio para su contemplación.Los enlaces a través de las filmaciones también lo son,mostrado ya la ultima "faceta"de la línea.La Henschel 0-3-0 "Ainsa III"también es una maravilla,mas aún con ese envidiable aspecto!.Al menos,aún queda como recuerdo la "linea verde"conservando edificaciones.El libro de la ultima imagen tiene un aspecto excelente solo con ver su bonita y colorida portada...

    ResponderEliminar